Los aisladores soporte de barras para uso interior aseguran la aislación eléctrica del elemento conductor (planchuela de cobre) y la estructura metálica portante; y resisten los esfuerzos mecánicos provocados por eventuales cortocircuitos. Se fabrican aisladores soporte de resina epoxi del tipo cónico liso, y del tipo cilíndrico aletado, con insertos de bronce en Rosca Whitworht y Rosca Métrica. Los diámetros obtenidos a partir del diseño cónico liso dotan al producto de una gran resistencia mecánica, observándose buen comportamiento aún en casos de contaminación ambiental o condensación de humedad.
Con los sucesivos avances de la tecnología se hizo imprescindible el material resina epoxi para aisladores de uso interior, suplantando materiales avejentados, como la baquelita, la porcelana u otras pastas similares. Los aisladores soporte de resina epoxi poseen mayor resistencia a la tracción y a la flexión, dado que con menores dimensiones soportan los mismos esfuerzos. La resistencia al impacto es aproximadamente cuatro veces mayor que en la porcelana, disminuyendo el riesgo de roturas durante su manipuleo y montaje. La excelente adherencia permite la inclusión de insertos metálicos en su masa. El adecuado diseño de dichos insertos no permite la posibilidad de que se produzcan tensiones internas que puedan inducir a roturas del aislador.
Aún así, partiendo de estos beneficios pero reconociendo las posibilidades de mejoras actuales, Pampaco ya se encuentra implementando materiales como el poliéster reforzado con fibra de vidrio (PRFV) para la elaboración de una nueva línea de aisladores evolucionada, ecológica y de aplicaciones específicas. Bajo este tipo encontrará los modelos CEPA y CATA, que asimismo son auto-extinguibles.
En algunos casos existen dos opciones de resistencia a la flexión para una misma tensión de servicio. La opción que, en comparación, resulta más resistente está determinada por la letra P en el nombre del modelo; es decir, es un modelo reforzado. De esta manera se facilita la elección del aislador más adecuado según el esfuerzo calculado para soportar eventual cortocircuito.